El hecho de ser el planeta más cercano a la Tierra, convierte a Venus en fuente inagotable de datos interesantes que ayuden de alguna manera a dimensionar un poco mejor aquello que le define. Es asi, como en la entrega de hoy, no solo abordaremos las más representativas características de venus sino también todo aquello que lo consolida a nivel astrológico como astro regente de las relaciones afectivas.

Puesto que en orden de distancia desde el sol, Venus se establece como el segundo planeta, llama la atención que las civilizaciones antiguas se dieran a la tarea de conocer con detalle cada uno de sus movimientos. En este sentido, el pueblo Maya fue uno de los que expresó su preferencia al basarse en sus ciclos astronómicos para la elaboración de su calendario.

Los datos curiosos de Venus

  • Días que duran años: en Venus, un solo día corresponde a 243 días terrestres, esto es algo que se explica gracias a que este planeta gira en sentido contrario del que lo hacen sus similares, lo cual es realmente insólito y marca una diferencia total respecto a la Tierra.
  • Las temperaturas más altas: muchos lo califican como un verdadero infierno ardiente a causa de su densa atmósfera, esta característica crea las condiciones para que se puedan superar los 470 grados Celsius. Asimismo, no es posible establecer diferencia alguna entre la temperatura del día y de la noche.
  • Posee fases al igual que la Luna: si bien este planeta no dispone de una Luna, el hecho de que orbite en la propia órbita que la Tierra utiliza en su marcha, consigue un efecto muy similar al de las fases lunares lo cual se nota mucho más a causa de que es extremadamente luminoso.
  • Muy similar a nuestro planeta: además de ser “vecinos”, ambos planetas comparten variadas similitudes tal y como es el caso de disponer cada uno de un núcleo central, un manto fundido y una corteza. En cuanto a tamaño, Venus es ligeramente más pequeño por 638 kilómetros de diámetro.
  • El planeta del amor: astronómicamente hablando, Venus está después de Mercurio, sin embargo, astrológicamente con el pasar del tiempo se le ha adjudicado una esencia femenina que causa que se relacione con la belleza, el arte y por supuesto las relaciones amorosas. Si nos remitimos a la mitología, podemos notar como la diosa Venus inspira historias sobre fertilidad, seducción y todos esos encantos que se hacen llamativos para los hombres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *