Para muchas personas, las polillas en casa son uno de esos problemas típicos que ocasionan una increíble cantidad de años en las prendas de vestir, en los muebles de madera, en elementos que hayan sido elaborados a partir de la lana, entre otra clase de materiales que son sensibles.

A partir de lo anterior se infiere que existe una cierta preocupación en torno a las polillas en la mayoría de los hogares, más si se piensa que son una especie de insecto que se puede reproducir con cierta facilidad y que se expande con cierta facilidad entre los distintos asentamientos humanos.

Hay que tener en cuenta que esta clase de insectos se desarrolla por medio de la metamorfosis, pasando por distintas fases entre las que se destacan: huevo, larva, capullo y finalmente el adulto, que es en realidad el insecto que conocemos todos como polilla. Es importante aclarar al respecto que es la larva la que en realidad dan en los tejidos y maderas y no la polilla en su estado adulto.

Características principales de las polillas en casa

Entre los motivos de preocupación en caso de detectar una infestación de este insecto en tu casa, hay que destacar que una polilla adulta puede poner más de 100 huevos, de donde por supuesto van a nacer varias larvas que se desarrollarán por un lapso de tres meses mientras se van alimentando de distintos tejidos naturales como lo son la lana, piel, seda o madera.

Con el paso del tiempo, la larva logrará formar el capullo que permitirá la realización de ese proceso de metamorfosis al que ya se ha hecho mención y que por ende dará paso a la salida del insecto adulto al mundo que todos conocemos y que en realidad es inofensivo para las prendas.

Sugerencias para evitar las infestaciones de polillas

Lo más importante en esta clase de casos es identificar cuanto antes el punto o zona principal desde la que se están expandiendo las polillas en la casa. Una vez se lo conozca, es necesario que lo limpias con insistencia, puedes usar un cepillo, pero siempre fijándote que no quede ningún tipo de rastro que pueda permitir su reaparición.

Respecto al cuidado de las prendas, sugerimos que las nuevas con cierta frecuencia para que las condiciones de supervivencia de las polillas disminuye, además de nunca guardar las sucias, ya que así se hace más factible que esta clase de insectos se pueda reproducir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *