Si bien despertar temprano es un propósito recurrente y necesario para poder cumplir con todas las labores del diario vivir, lo cierto es que esta acción implica demasiado esfuerzo para la mayoría de las personas así que termina convirtiéndose en una verdadera batalla que suele dejar como resultado un poco de mal humor que por supuesto influye en el resto de la jornada. La buena noticia es que existen algunos hábitos que con algo de constancia contribuyen a mejorar bastante las cosas y alcanzar aquel ideal de levantarse de la cama feliz y más que listo para ser productivo.

Levantarse de la cama sin esfuerzo y con buena actitud depende de lo que hagas antes de pasar a la cama y de como actúes inmediatamente abras tus ojos al despertar, veamos entonces con un poco más de detalle ciertos cambios que seguramente ayudaran bastante.

Hábitos para levantarse de la cama feliz

  • Dar las gracias: una vez despiertes, en lugar de tomar el celular para revisar el correo o las redes sociales, destina unos cuantos minutos para expresar gratitud por el nuevo día que tienes la oportunidad de vivir. Si te sientes bien orando puedes seleccionar previamente una plegaria en https://www.iglesia.info/oracion-de-la-manana/ de lo contrario será suficiente con hacerte consciente de todo lo bueno que te rodea y permitirte sentir feliz por ello.
  • Planear el día: es tiempo de establecer todo de lo que debes ocuparte a lo largo de la jornada, realiza un repaso mental sobre cada actividad y visualiza como podrás dar lo mejor de ti para que todo ocurra dentro de las mejores condiciones. No olvides que tus pensamientos son determinantes para que el día tome un buen rumbo.
  • Encuentra tu motivación: para hacer realidad tus metas y objetivos debes esforzarte un poco, pero todo ese trabajo se hace con pasión y empeño siempre y cuando sea por una causa que realmente mueva las fibras. Por lo anterior, tener presente que todo valdrá la pena y concentrarte en aquello que tanto esperas alcanzar seguramente te aportará mayor voluntad pues básicamente tienes un propósito.
  • Usar la noche anterior: antes de ir a la cama prepara todo lo que vas a necesitar al siguiente día, nos referimos a ropa, documentos o cualquier elemento que debas tener a la mano. Con esto vas a ocuparte de no llenarte de ningún tipo de ansiedad pensando por ejemplo que vas a llegar tarde y podrás tener minutos extras para ti.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *