La estructura de un ensayo se divide en tres grandes apartados, los cuales son: introducción, desarrollo y las conclusiones. En portales como www.comohacerbienunensayo.com es fácil aprender a identificar estas pautas básicas para la redacción de un ensayo, pero a continuación las detallamos para ti:

Cuáles son las partes de un ensayo

  • Introducción. En la mayoría de los casos es corta y de acuerdo con el tamaño total del texto puede extenderse un poco más. La función que se le asigna a esta sección consiste en presentar rápidamente al lector el tema del ensayo, la hipótesis que se plantea y demás elementos que se consideren pertinentes para enganchar a quien lee.
  • Desarrollo. También se lo conoce como el cuerpo del ensayo y es la sección que ocupa más espacio en el ensayo, porque es aquí donde se aclaran las hipótesis planteadas, las referencias utilizadas, notas incluidas, las citas que se usaron y demás elementos que se consideren como relevantes para el lector.
  • Conclusiones. Se ubican en la parte final del ensayo. Se pueden considerar como una recapitulación de todo lo que se ha ido mencionando a lo largo del ensayo y además incluir unas cuantas líneas argumentativas con las que se puede reflejar los resultados encontrados a partir de la investigación o escritura del texto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *