Conocer el pasado familiar es algo realmente importante pues se trata de una información que ayuda a comprender el pasado y el presente debido a que hace posible imitar ejemplos o de ser el caso corregir algunas conductas. Por lo anterior, la elaboración del árbol genealógico se constituye como una herramienta con repercusiones sociales y emocionales que enfocada de la manera adecuada ayuda a sanar heridas y liberarse de esas ataduras que interfieren con la felicidad.

Aprender de las generaciones pasadas es una búsqueda que seguramente llevará a encontrarse con hechos y situaciones desafortunadas pues toda familia guarda secretos o momentos que considera bochornosos, sin embargo es también un excelente recurso para saber verdaderamente de donde venimos y hacia donde nos dirigimos.

Conocer el árbol geológico y sanarse internamente

A simple vista acomodar un listado de nombres siguiendo una jerarquía  es un ejercicio un poco engorroso que no pasa de ser un simple diagrama, sin embargo con la recolección de datos e historias que esta labor supone, la persona paulatinamente estará al corriente de esa serie de circunstancias que han acompañado a sus ancestros y que han influido en sus circunstancias emocionales y hasta en las relaciones sociales que protagoniza.

Así pues, algunas terapias complementarias e incluso la psicología otorgan a este sistema el poder terapéutico necesario para identificar aquello que está pendiente por resolver y que por lo mismo se interpone. Solo poniendo todo en su respectivo lugar, la persona podrá alcanzar esa armonía necesaria para luchar verdaderamente por lo que tanto anhela y muchas veces provoca tanto dolor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *