Lamentablemente el hostigamiento racial aún persiste en el mundo conservándose como una problemática social por la que si bien se han hecho algunos esfuerzos, nada parece lograr erradicarla definitivamente. Este concepto que también equivale al denominado racismo parece haberse apoderado del corazón de muchas personas incluso sin importar el encontrarse en una época algo más evolucionada en la que finalmente se habla abiertamente sobre la necesidad de una mayor tolerancia y respeto.

Es de esta manera que no es extraño encontrarse con noticias que revelan el delito de la discriminación racial en todo su esplendor, lo que permite cuestionar los cimientos de la sociedad y las razones por las que este tipo de pensamientos y percepciones aún siguen acompañando a tanta gente.

El impacto de la discriminación racial

Por momentos es casi que inaceptable que los prejuicios raciales sigan haciendo parte de la consciencia colectiva, pues es inaceptable que las características físicas de un individuo sean motivo suficiente para violentar su dignidad e incluso llevar a cabo acciones de acoso que buscan más que nada destruir.

Es de esta manera como quienes asumen el rol de inmigrantes, los propios afrodescendientes y los pueblos indígenas continúan siendo el objetivo número uno para lo que finalmente y tras de un arduo trabajo por fin se considera un delito y tiene consecuencias legales. Hablar de esta forma de intolerancia es de por sí mismo algo complejo pues regularmente se encuentra arraigado, queda entonces la tarea de seguir luchando por el reconocimiento de la igualdad como seres humanos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *