Tanto cuerpo como espíritu algunas veces caen en estados de derrotismo y abatimiento demasiado fuertes que abren  paso fácilmente a los denominados momentos de desesperación, una emoción bastante compleja de manejar debido a que la mayoría de las personas que la experimentan se resisten a buscar apoyo en los demás y optan por encerrarse en su propio sufrimiento. Si bien no es sencillo sobrellevarla, poniendo en práctica algunas pautas y contando con el correspondiente de los seres queridos es posible dejarla en el olvido.

Este malestar se ha vuelto tan recurrente que pareciera que nadie pudiera estar exento de perder la paciencia y la tranquilidad dando espacio a un estado mental donde pareciera que no existe solución para absolutamente nada.

Pasos para aliviar la desesperación

Las personas tenemos el profundo anhelo de ser escuchadas y sobretodo de encontrarle el sentido a la vida, cuando estas cosas no se dan es cuando más se tiende a sentir  ese extremo cansancio físico que fusionado con un dolor intenso en el alma da como resultado aquella tristeza profunda y ansiedad a la que simplemente llamamos desesperación.

  • Entender lo que ocurre. Suena bastante obvio pero quienes viven en medio de la desesperanza creen que esa es la realidad que deben aceptar y se les dificulta ver más allá, así que lo correcto sería empezar por trabajar lo suficiente hasta comprender que todo se trata de un estado mental o si se quiere emocional y por lo tanto pasará.
  • Reflexionar objetivamente sobre lo que le molesta. Apoyándose tanto en la fe religiosa https://www.iglesia.info/oraciones-catolicas/ como en los seres que realmente te valoran, ármese de fuerza para meditar sobre lo que tanto le angustia, poco a poco y si usted así lo permite descubrirá que siempre existe una salida…siempre habrá algo que se pueda hacer.
  • Prohíbase a si mismo darse por vencido. En la vida del ser humano es una constante que se presentes éxitos y fracasos, por supuesto algunos más dolorosos que otros pero todos  con el objetivo de proporcionarnos experiencia y aprendizaje. No se niegue la oportunidad de seguir creciendo emocionalmente así que a pesar del abatimiento elija la oportunidad de seguir adelante.
  • Busque una actividad para desahogarse. Tanto el deporte como las actividades artísticas suelen ser excelentes medios para dejar salir todo eso que tiene acumulado en su interior, en estos casos lo más sano es sacar todo lo negativo para así dejar espacio a lo positivo.
  • Solicite ayuda. En caso de que se sienta sobrepasado y considere que la sensación es imposible de manejar lo más responsable es buscar ayuda para no exponerse a decisiones de las que posteriormente podría arrepentirse.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *