Aquellos que nacieron entre 1981 y 1996 son conocidos como los millennials, una generación única marcada por el cambio de siglo que definitivamente revela muchas diferencias en su forma de actuar y pensar. Más allá del espíritu reflexivo y de la gran pasión por la tecnología, en el ámbito financiero también suelen encontrarse grandes diferencias que nos llevan a hablar de la realidad económica de los millennials, la cual si bien se encuentra rodeada de todo tipo de mitos es mucho más positiva de lo que el común de la gente podría imaginar.

Si por algo se caracterizan las finanzas de los millennials es por estar colmadas de una amplia variedad de fortalezas que incluso sirven de ejemplo para aquellos a quienes les cuesta un poco dar con esa anhelada productividad.

El comportamiento financiero de los millennials

  • Buscan la independencia económica: esta es su gran meta y para cumplirla están dispuestos a esforzarse al máximo ya que es ciertamente una gran prioridad. Aquello de acudir a los padres en busca de ayuda es algo que pocos contemplan.
  • Le apuestan al emprendimiento: aquello de ser empleado de alguien no resulta muy llamativo que digamos, por tal razón acuden a su creatividad y estudios para proponer y acceder a ganancias.
  • Son consumidores exigentes: valoran su dinero y en base a ello son críticos de la calidad de los productos y servicios a los que acceden.
  • Decisiones financieras osadas: al tener en mente la búsqueda de alternativas de inversión, muchas veces toman decisiones que a simple vista pueden parecer demasiado arriesgadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *