Dentro de lo que se distingue como cultura religiosa, es posible distinguir varias vertientes o si se quiere sistemas de creencias que por sus características y preceptos suelen llamar un poco más la atención. Así pues, nos ocuparemos en esta entrega de las religiones monoteístas y politeístas, sociedades fuertemente extendidas cuyas doctrinas hacen parte del diario vivir de millones de personas alrededor del mundo.

Con todo tipo de ritos profundamente arraigados y fieles devotos que se abandonan a las diferentes disposiciones y mandatos que se desprenden de la fe que han elegido y que pasa a ser asumida como la única verdad, veremos entonces con un poco más de detalle, aquello que define no solo la espiritualidad sino también la mentalidad de acuerdo a la corriente con la que se simpatice.

Religiones monoteístas

Corresponde a la creencia de que existe solamente un dios, por tanto, Dios es entendido como el ser supremo que ha creado el universo y que de acuerdo a la religión específica puede ser reconocido con el nombre de Yahvé (Judaísmo), Alá (Islamismo) o simplemente Dios (Cristianismo); como dato de interés, el Cristianismo destaca por ser una religión en la que es Dios quien busca al hombre para liberarlo.

En este grupo de religiones, destaca una especie de temor o rechazo hacia los no creyentes siendo catalogados muchas veces como herejes, de esta manera, las religiones de Abrahán, es decir el Judaísmo, Cristianismo e Islamismo pasar a ser las abanderadas de las doctrinas monoteístas, asimismo, de este grupo también hacen parte el Sijismo y el Zoroastrismo. Cabe señalar que el término monoteísmo como tal, se compone del prefijo mono, que significa “único”; el vocablo griego θεός (theós), que traduce ‘dios’; y finalmente del sufijo ismo, que indica “doctrina”.

Las religiones politeístas

El politeismo es básicamente aquella religión que se distingue por adorar a varios dioses y divinidades, es por ello que sus seguidores a lo largo de la historia han optado por divinizar elementos de la naturaleza, espíritus e incluso demonios invocándolos tanto de manera individual como colectiva. A pesar de que todo puede considerarse sagrado, se mantiene una jerarquía que muchas veces se interpreta como una especie de corrupción frente a la idea inicial de un único dios.

Si retrocedemos un poco en el tiempo, nos encontraremos que le politeísmo prevaleció bastante en el antiguo Egipto, Grecia, Roma, Persia y Babilonia. En la actualidad, las religiones politeístas más destacadas son el Hinduismo, Confusionismo, Jainismo, Neopaganismo y el Taoísmo.