Todo lo que se encuentra a nuestro alrededor y que de hecho sirve para constituir el mundo tal y como lo conocemos, se encuentra conformado por elementos básicos que corresponden a átomos y moléculas, los cuales sirven de base para dar lugar a la conformación de sustancias compuestas, un suceso que en función de su composición puede dividirse en dos grandes categorías: orgánicos e inorgánicos, sobre este último grupo hablaremos con mayor detalle a continuación.

Ciertamente son muchos los fenómenos físicos y químicos que intervienen para la formación de los compuestos inorgánicos, esto por supuesto influye para que dispongan de una serie de características especiales que asimismo son las que determinan las marcadas diferencias con los compuestos que son de tipo orgánico.

Formación de compuestos inorgánicos

Dejando claro que estos compuestos se distinguen por disponer de la presencia de distintos elementos, el carbono no siempre hace parte de su composición, pues en este caso el agua es quien se ubica como uno de los actores más importantes. Dichos elementos químicos suelen hacer conexiones mediante enlaces iónicos y covalentes, por lo tanto si bien gran parte de ellos son determinantes para las funciones vitales no siempre logran ser sintetizados por los organismos vivos.

Su gran variedad de estructuras, permite una clasificación a partir del número de átomos que constituyen sus moléculas permitiendo la siguiente distinción: monoatómicas, diatómicas, triatómicas y poliatómicas.

Cómo se clasifican los compuestos orgánicos

La clasificacion de los compuestos inorganicos puede establecerse de la siguiente manera, así que demos un vistazo:

  • Óxidos básicos: por ser los de más fácil consecución en la naturaleza son los que más abundan, surgen gracias a la aleación del metal con el oxígeno siendo necesario para ello el contacto con la atmósfera o el mismo ambiente.
  • Óxidos ácidos o anhídridos: se conformar a partir del contacto de un compuesto no metálico con el oxígeno, esto con la particularidad de que la fusión con el agua arroja sin duda un ácido. Corresponden notablemente a los compuestos inorgánicos con mayor potencial para el uso comercial.
  • Hidruros: la aleación que permite su consecución es la que resulta de un metal con hidrógeno, esto ayuda a que sean los predilectos para variados procesos industriales.
  • Ácidos: se caracterizan por desprender iones de hidrógeno ya que no se combinan con otros, en lugar de ello resultan de su dilución con un líquido. Su manipulación implica de equipamiento especial por ser altamente corrosivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *