¿Para qué nos sirven los hematíes en la sangre?

El torrente sanguíneo se compone de diferentes células, de las cuales cada una se encarga de una área específica. Una de las más importantes son los glóbulos rojos, o también conocidos como hematíes, estos están al cargo del oxígeno que los pulmones llevan al resto del cuerpo. Ese oxigeno es el que mantiene sanos nuestros órganos y todos los tejidos sanguíneos.

hematíes bajos

Cuando nos realizamos una prueba sanguínea, o hemograma, podemos conocer los valores o niveles de los glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas, las cuales encierran al grupo de células con el trabajo más fuerte de nuestro sistema inmune. Si en los resultados nos percatamos de niveles bajos de hematíes, debemos tomar cartas en el asunto, pues puede provocar ciertas reacciones, que te comentamos a continuación.

Valores recomendados

Según los médicos, los números más recomendados para una buena salud de la encima roja, es para hombres entre 4.7 y 6.1 millones de células/mcL; y en el caso de las mujeres, debe ser entre 4.2 y 5.4 millones de células mcL. Pero, ¿qué sucede si los niveles adecuados no concuerdan con los nuestros, y tenemos una baja de hematíes?.

Cuando tenemos niveles bajos de hematíes, se debe a diversos factores que han aportado para que disminuya la producción de las células que oxigenan el cuerpo sanguíneo, las causas de ello pueden ser:

  • Anemia: una baja producción de plaquetas, puede sumarse a la debilidad del sistema inmune.
  • Hemorragias: pues las defensas estarán al límite y la coagulación puede verse afectada.
  • Mala alimentación: esto provoca desnutrición y poner al borde al sistema inmunológico.
  • Sobrehidratación: si bien sabemos que es necesario tomar agua, tomar más de la indicada puede provocar problemas, pues grandes cantidades se vuelven sodio y eso no es bueno para el cuerpo.
  • Embarazo:  esta condición puede disminuir la cantidad de glóbulos rojos en la sangre.

Es necesario que cuando recibas el resultados de hematíes bajos en la sangre, acudas a tu médico, para que juntos sepan cuál de estas causas es la que te acompaña y ponerle solución lo antes posible. Pues de cualquier manera el sistema de defensas del organismo se ve afectado, y esto provoca debilidad y falta de fuerzas para realizar cualquier tipo de esfuerzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *