El gluten logra mantener la correcta consistencia en los panes y otras masas provenientes de harinas; sin embargo, el gluten también puede resultar dañino para nuestro organismo. Las proteínas que podemos encontrar en los productos con gluten son demasiado complejas y, al entrar en nuestro intestino delgado, provocan mayor desgaste y trabajo. Una de las proteínas más importantes en el gluten y más dañinas para nuestro cuerpo es la conocida como “gliadina”.

Es importante mantener a nuestros intestinos en el mejor estado de salud posible. Entre otras cosas, el óptimo estado de nuestros intestinos nos permitirá fortalecer nuestro sistema inmunológico. ¿Por qué? Los intestinos, además de extraer nutrientes de los alimentos que entran en nuestro sistema digestivo, funcionan como una excelente barrera contra la posible propagación de bacterias, virus u otros agentes patógenos que pueden poner en riesgo nuestra salud. De ahí que al consumir alimentos con altas cantidades de gluten, afectemos a al estado de nuestros intestinos e, indirectamente, a nuestro estado de salud.

Ten presente esto, a la hora de ingerir panes y productos derivados de cereales, prefiero aquellos bajos en gluten o que no lo contienen. Esto te beneficiará a mediano y largo plazo.

gluten

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *