Se suele relacionar el consumo de la alcachofa con la pérdida de peso; y es verdad que puede ayudarnos en este aspecto; sin embargo, ingerir alcachofa con regularidad puede aportarnos otros beneficios que la mayoría de las personas ignora. A continuación te los presentamos:

-Mejora la capacidad y función de nuestro hígado y de nuestros riñones.

-Depura nuestra sangre, mejorando su calidad.

-Ayuda a controlar los niveles de azúcar presentes en el sistema circulatorio.

-Ayuda a controlas los niveles de colesterol en la sangre.

-La alcachofa es un alimento diurético, por lo que depurará nuestro organismo y ayudará a liberar toxinas por medio de la orina.

-Es rica en vitaminas y minerales, entre ellos: vitamina A, B y C; y sodio, calcio, magnesio y hierro, entre otros.

-Su consumo suele ser recetado en dietas para personas que sufren de insuficiencia renal o insuficiencia hepática (debido, como vimos anteriormente, a su función depuradora).

-La alcachofa contiene diversos elementos que lo vuelven un excelente alimento antiinflamatorio; además, logra regular el funcionamiento de nuestra vesícula biliar, reduciendo el riesgo de la aparición de cálculos.

-Es tan efectiva en nuestro hígado, que se conocen casos en los que el consumo de alcachofa puede ayudar a regenerar tejidos dañados.

alcachofa21

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *