Los monstruos de hierro, como en algún momento fueron llamados los trenes, equivalen evidentemente a un tipo de medio de transporte que con el pasar del tiempo se ha adaptado de manera tal que aún hoy en día continúa siendo determinante no solo para los desplazamientos dentro del diario vivir de millones de personas en el mundo, sino también para llevar a cabo con rapidez y efectividad todo tipo de actividades comerciales.

Por supuesto para que pudieran llegar a ser lo que son hoy en día, ha debido ocurrir la evolución de los trenes, un proceso bastante interesante sobre el que hablaremos con un poco más de detalle a continuación.

Algunos datos de interés sobre trenes

  • Los mitos sobre la velocidad: en los inicios del siglo XIX cuando las locomotoras no podían superar los 30 kilómetros pero se trabajaba para que esto cambiara, este posible aumento de velocidad era objeto constante de debate pues se consideraba que influiría de manera negativa en la salud humana, incluso en algún punto se dijo que esto seria la causa de problemas mentales.
  • Los primeros pasajeros de tren: a pesar de la gran admiración que generaba, esta máquina también producía gran temor entre las personas y solo hasta 1841 empezaron a disfrutar de sus beneficios como medio de transporte, eso sí con gran reserva y ansiedad.
  • Lujo a toda marcha: puesto que la velocidad en los desplazamientos hace que sea complejo disfrutar como antes de los paisajes, se ha optado por crear instalaciones interiores cada vez más elaboradas y cómodas, un buen ejemplo de ello es Rovos Rail, un tren que corresponde  aun hotel de 5 estrellas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *