No siempre todo lo que leemos o se nos dice es totalmente cierto y esto aplica incluso para algunos datos históricos los cuales a pesar de escuchar continuamente son ciertamente falsos y por tanto generan continuamente confusión. Por lo anterior, vamos a revelar unos cuantos hechos que nos han vendido como ciertos pero que realmente no han sido más que rumores y por lo tanto bien vale la pena aclararlos.

Lo interesante de los falsos mitos de la historia es que nos revelan que desde siempre las deformaciones de la realidad se han hecho presentes, así que veamos con mayor detalle algunos de estos casos.

Mitos falsos de la historia

  • La belleza de Cleopatra: aquel aire imponente e irresistible de la última reina del antiguo Egipto consiguió una interpretación equivocada con relación a su aspecto físico pues realmente no fue de rasgos tan hermosos como siempre se nos ha hecho creer. Este punto fue explicado por Plutarco señalando que los bustos y monedas con su imagen no obedecían a la realidad, pues estéticamente era bastante normal.
  • Thomas Edison no inventó la bombilla: la trascendental bombilla incandescente corresponde a la idea original de Joseph Wilson Swan, lo que sucedió es que Edison trabajó en esta propuesta hasta mejorarla y conseguir el modelo que ya conocemos llevándose de paso todos los créditos.
  • El primer parlamento: a pesar de que siempre se nos a asegurado que el parlamento inglés fue el gran pionero, la verdad es que se a establecido que previamente ya funcionaba el leonés e islandés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *