Si te gusta correr, seguramente alguna vez te habrás chocado con uno de estos problemas que habrán disminuido tu rendimiento. Pero no te preocupes, tienen solución y aquí te la mostramos para que cada día puedas correr más y mejor.

corredor

1. Las caderas oscilan. Lo único que debería flexionarse serían las piernas, mientras que desde la cadera hacia arriba debería mantenerse todo horizontal. Si no sabes si te ocurre o no, puedes ponerte un post-it en cada glúteo para que un amigo pueda apreciarlo más fácilmente. En este caso, la solución es reforzar los glúteos con ejercicios dedicados y correr unos minutos cada día pensando únicamente en mantener la cadera recta.

2. Al correr adelantas los hombros. Esto puede ser debido a que quieres correr más rápido de donde te llevan tus piernas y tiendes a echarte hacia delante. Aunque parezca que no tenga ninguna repercusión, influye sobre tu respiración y puede traerte dolores de espalda. Para evitarlo haz ejercicios centrándote en este problema y estira diariamente hombros, pectorales, y cuello.

3. Las rodillas se desplazan hacia dentro. Esto ocurre porque los flexores de tu cadera están tensos y son cortos. Estíralos diariamente para evitar este problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *