Es bastante común que se escuche la risa de otra persona y pronto se comience a reír sin una razón aparente. Pues bien, lo cierto es que el sonido de una carcajada es mucho más contagioso que otros sonidos, incluyendo en este grupo tanto la tos como un estornudo.

Además de lo anterior, la risa puede ocasionar modificaciones en el físico que son saludables para el organismo, como por ejemplo que el sistema inmunológico se fortalezca, un incremento en la energía, disminución del dolor que se sienta y finalmente protección ante los daños por el estrés.

Reír como terapia para la salud del cuerpo

Reír como terapia para la salud del cuerpo

Es a raíz de lo anterior que siempre se recomienda compartir un poco de risa y de felicidad con personas cercanas, pues es un antídoto poderoso ante el estrés, conflictos y dolores. Puede que no se lo mencione de este modo, pero el sentido del humor se lo considera como una herramienta sumamente útil para lograr mantener un buen estado de ánimo y garantizar que tanto el humor propio como el ajeno alcancen un punto apropiado.

En otras palabras, la invitación en este caso es a reír lo más que sea posible porque de este modo se cuida de la salud física, emocional y mental. Los estudios han permitido identificar que la digestión mejora, la circulación, los músculos y la capacidad respiratoria se duplica. Así mismo, para las personas con inconvenientes con el insomnio van a eliminar esta situación de su vida en poco tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *