Si bien la mitología romana se encuentra claramente influenciada por la mitología griega, lo cierto es que se trata de un conjunto de creencias ciertamente cautivadoras en las que prevalecen las relaciones entre dioses y humanos, una característica que sin duda influye bastante para que estas historias se arraiguen con mayor facilidad en la memoria colectiva de la sociedad. Hablaremos entonces de algunos famosos mitos romanos y traeremos a escena lo más autóctono de sus rituales y entidades divinas.

Si bien todas las mitologias resultan ser casi que mundos aparte adornados por detalles fantásticos, la verdad es que permiten una perspectiva ciertamente interesante sobre el pensar y el sentir de los pueblos, adicionalmente equivalen a la riqueza cultural más autentica de una comunidad.

Mitos romanos famosos

  • Cupido: por supuesto que este dios del amor es uno de los más populares, y es que el travieso niño con alas y en pañales se arma con un arco y una flecha para divertirse con los sentimientos de los humanos sin reserva alguna. Si bien se trata de un dios infantil, el simbolismo de este mito sirve para dimensionar un poco lo complejo y a veces irracional de las relaciones.
  • El rapto de las Sabinas: cierta vez los súbditos de Rómulo invadieron Los Sabinos, un pueblo antiguo de Italia, dedicándose a ingresar a sus campamentos ocasionando no solo grandes males sino también el secuestro de las mujeres, es decir de las sabinas. Los hombres del pueblo en  medio de la lucha por rescatarlas los enfrentaron a muerte, pero las féminas se interpusieron entre ambos y nadie salió herido, incluso y para sorpresa de todos terminaron como esposas de quienes fueron sus captores.
  • Rómulo y Remo: sin duda se trata de un relato con muchas similitudes al de Cain y Abel, pero en este caso la fundación de Roma es la que se encuentra de por medio. Hermanos que fueron evidentemente unidos e incluso amamantados por una loba empiezan a verse rodeados de burlas y discrepancias que logran que uno de estos gemelos sea asesinado a manos del otro.
  • El mito de Saturno: aunque la historia se emplea para revelar el surgimiento de los dioses romanos, la verdad es que la parte en la que Saturno debe devorar a sus hijos se constituye como el episodio que ayuda a fijar el relato en la memoria de todos. Asimismo se ocupa de explicar el surgimiento de las cuatro estaciones y cómo los hombres se vieron obligados a trabajar para sobrevivir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *