Tanto si tienes mascotas como si no, las pulgas pueden instalarse tranquilamente en el hogar y aprovechar la mejor circunstancia para obtener su alimento, el cual no es otro que la sangre. Al tratarse de una potencial plaga, lo propio es mantenerse atento a señales tales como sensación continua de comezón, notar picaduras en el cuerpo que definitivamente no son de zancudos y por supuesto verlas desplazarse por alfombras, sofás e incluso por la ropa; puesto que tener pulgas en casa es algo serio, en esta ocasión pretendemos ofrecerte algunas sugerencias para que puedas erradicarlas.

Evidentemente estos insectos parásitos no son para nada sencillos de eliminar, esto debido a que son extremadamente rápidos y ágiles, además tienen la particularidad de que aunque los adultos mueran, los huevos y larvas continúan en estado latente hasta estar listos para un nuevo proceso de reproducción.

Cómo eliminar pulgas de la casa

Una vez tengas la certeza de tener pulgas en el hogar, debes establecer prontamente un plan de acción ya que tanto para los animales que viven en casa como para las mismas personas, estos bichos equivalen a un verdadero problema de salud pues su picadura puede desembocar en enfermedades de gran alcance.

  • Empieza por revisar al perro o al gato: debido a que el pelaje de las mascotas equivale a un cómodo refugio, los peludos de la casa serán el objetivo número uno. Por lo tanto, además de un baño con productos específicos para eliminar pulgas, debes ocuparte de desinfectar sus pertenencias u elementos y vigilar continuamente ante la posibilidad de un nuevo brote.
  • Limpiar exhaustivamente: evita las acumulaciones de suciedad y polvo, aspira en profundidad, limpia los muebles y lava tanto tu ropa como la de cama con agua caliente. Es pertinente que ese mismo día saques la basura pues pueden simplemente salir de la bolsa y volverse a acomodar.
  • Aromatiza habitaciones y estancias: aprovechando que las pulgas repelen los olores fuertes y penetrantes, una buena sugerencia consiste en poner plantas aromáticas tales como lavanda, menta, tomillo y albahaca por toda la casa, incluso en los cajones.
  • Spray casero anti pulgas: toma un poco de agua hirviendo y mezcla con gotas de aceite de lavanda y otras más de aceite de oliva, envasa en un atomizador y rocía todas las áreas problema.
  • Contratar un profesional: si tras intentarlo por tus propios medios las cosas no mejoran no pierdas tiempo en solicitar la ayuda de profesionales especializados, pues la infestación puede salirse de control rápidamente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *